Baccarat

Baccarat se ha convertido en un juego de cartas popular en muchos casinos. Se juega usando de 5 a 8 barajas de cartas que se reparten de un zapato o distribuidor de cartas. Hay dos manos que son repartidas por el crupier, la mano de la casa y la mano del jugador. Antes de que se repartan las cartas, los jugadores deben de apostarle a que una de las dos manos gane o a un empate. Todas las apuestas ganadoras colocadas en una mano de la casa o del croupier son pagadas 1:1.

Estas reglas pueden ser confusas para un principiante, pero después de jugar algunas manos el juego es bastante fácil de entender. El sistema de apuestas también es bastante simple y los pagos son consistentes.

Hay muy pocas decisiones que tomar mientras se disfruta de este juego. Las reglas son reglas del casino y siempre permanecerán iguales. Para comenzar, simplemente tiene que decidir cuál de las tres opciones de apuestas desea colocar. Una vez que las cartas son repartidas, no se pueden alterar sus apuestas o la cantidad que se ha apostado en el resultado del juego.

Los pagos por un empate también varían por juego. Algunos pagan 8:1 y otros pagarán 9:1. En el caso de un empate, las apuestas que fueron colocadas en las manos de la casa y del jugador serán devueltas al jugador. Una vez que una apuesta se ha colocado no se requiere tomar más decisiones. La mano de la casa y las manos del jugador se tratan de acuerdo con las reglas de la mesa. El resultado es una mano final que consta de dos o tres cartas cada una.

Las reglas para la casa y los jugadores son diferentes. La casa no puede tomar más cartas si el total de las dos primeras cartas es 7 o más alto. Si el total es 0, 1 o 2, deberá tomar una carta. Cuando la suma de las primeras cartas es entre 3 y 6, el que la casa tome una carta o no dependerá en la decisión del jugador de tomar o no, el mismo, una carta y el valor de la misma.

El valor de las manos en el juego se determina sumando el valor numerico de las cartas. Todas las cartas de figuras (A, J, Q y K) y los 10 tienen un valor de cero y todas las demás cartas conservan su valor nominal numérico. Cuando las cartas se sumen, sólo se utilizará el último dígito del número total. Esto significa que todas las manos en Baccarat tendrán un valor que va desde 0 hasta 9. La mano que tiene el valor más alto ganará y las manos con el mismo valor resultará en un empate.

Si las dos primeras cartas del jugador suman más de 6, el jugador debe detenerse y no puede pedir más cartas. Si el total de las cartas es de 5 o menos, deberá tomar una carta más.

Recuerde, usted es el que establece sus reglas de juego. Gestionar el dinero cuando juega baccarat es importante, incluyendo el adherirse a un presupuesto. Siempre considere que cantidad específica de dinero está dispuesto a perder. Si ha agotado su dinero, deténgase.

Estos juegos pueden ser divertidos, entretenidos y adictivos, por lo que es importante tener límites y saber cuándo parar. Para obtener más información sobre cómo disfrutar de los juegos de forma segura, por favor visite nuestra página de Juego Responsable.

 

Dirección de correo electrónico de ayuda: help@betwarrior.bet